EL MUNDO DE LA PERLA
MENU  
  INICIO
  CATÁLOGO
  LISTADO DE PRECIOS
  TODO SOBRE LAS PERLAS
  => Formación de la Perla
  => Produccion
  => Belleza unica
  => Perlas Legendarias
  => Creacion de joyas
  => Variedad de Perlas
  => Cuidado de las Perlas
  => Cómo comprar
  => Imitaciones
  => Cuándo Regalar Perlas
  QUIENES SOMOS
  CONDICIONES DE COMPRA
  DISTRIBUIDORES-JOYERIAS AUTORIZADAS
  ATENCION AL CLIENTE
  Libro de visitantes
Hoy habia 3 visitantes (23 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
Imitaciones

UN REGALO DE LA NATURALEZA

La diferencia entre perlas naturales, cultivadas y de imitación

Tanto las perlas naturales como las cultivadas son producidas por ostras y por lo tanto son consideradas joyas valiosas, un verdadero regalo de la naturaleza.

La única diferencia entre ellas es que las perlas naturales empiezan a producirse por un accidente natural mientras que las perlas cultivadas son iniciadas por la mano del hombre.

Un joyero experimentado generalmente puede observar por el agujero que atraviesa una perla y determinar su origen. Sin embargo, la única manera segura de diferenciar entre una perla natural y una cultivada es a través de rayos X.

Por otro lado, las perlas de imitación son hechas por el hombre a través de procesos mecánicos y carecen del valor de una joya verdadera.

Las mejores perlas de imitación son hechas de cuentas de vidrio, cerámica, concha o plástico cubiertas con un barniz generalmente hecho de laca y escamas de pescado trituradas para simular la iridiscencia y el color de la perla.

Las perlas de imitación se conocen por muchos nombres. Algunos de estos nombres, desgraciadamente, se utilizan para engañar al consumidor. Las palabras "de moda", "de estilo", "falsas" (faux), "simuladas", "orgánicas", "hechas por el hombre" ,"Mallorca", u otros nombres regionales, son todos términos que se aplican actualmente a las perlas fabricadas de imitación.

La mayoría de los expertos en perlas pueden apreciar la diferencia entre una perla de imitación y una real solamente con verla. Sin embargo, gracias a sofisticadas técnicas de fabricación y terminación, puede ser difícil para el consumidor medio distinguir a simple vista entre una perla natural o cultivada y una buena imitación. Una manera fácil de averiguarlo es realizando la "prueba del diente".

  • Si se roza lentamente una sarta de perlas de imitación con los dientes, el tacto será suave.
  • Una sarta de perlas naturales o cultivadas se sentirá un poco arenosa.
Esta sensación "arenosa" proviene de la estructura cristalina del nácar que forma las perlas reales y cultivadas.
PRECIOS UNICOS EN ESPAÑA  
  PERLAS DIRECTAS DEL CULTIVO.

Nosotros compramos directamente a los cultivadores, elegimos las perlas allí mismo con la que nos hacen a mano las piezas que les pedimos.
Cada tres semanas aproximadamente viajamos hacia Asia para tener la mejor mercancia.
Por eso no tenemos competencia.

Sin intermediarios de ningun tipo.

Ese es el motivo por el que nuestros precios son tan competitivos.
 
Publicidad  
   
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=